jueves, febrero 02, 2012

Chahuaytire, la comunidad cusqueña de grandes tejedores

IÑIGO MANEIRO En el camino que conecta el Valle Sagrado con Paucartambo y las comunidades Qeros, se encuentra una localidad cuyos textiles son de lo mejor que podemos encontrar en la ciudad del Cusco. Chahuaytire se encuentra localizado en una amplia hondonada de la parte alta de Pisaq. A unos 45 minutos por carretera afirmada, un camino que atraviesa pequeñas comunidades donde se están desarrollando el parque de la papa y varias experiencias en etnobotánica, Chahuaytire aparece rodeado de cerros de ichu y, en sus partes más altas, de lagunas. Podemos llegar en nuestro propio carro o en un taxi desde Pisaq, Urubamba o el Cusco. Sus casas son de adobe y teja. Sus paredes están tarrajeadas con arcillas de diferentes colores que sacan de los alrededores, y en ellas hay dibujos hechos por los comuneros adornando los lugares donde viven. Las veces que he ido me han invitado a almorzar sopa y papas nativas de sus chacras, y me han explicado las técnicas que usan, los tipos de lanas y los diferentes colores que obtienen de un sinfín de plantas y matorrales que aparecen en la puna.