viernes, agosto 26, 2011

Clima Machu Picchu favorece la proliferación de líquenes

El clima húmedo y tropical en la ciudadela arqueológica de Machu Picchu, al sureste de Perú, favorece la colonización de líquenes que deterioran las piedras de ese complejo incaico, dijo a Efe una de las investigadoras que busca una solución para ese problema. "Sabemos que los líquenes (una asociación de hongos y algas) y los microorganismos producen un daño en la piedra, pero todavía no tenemos clara cuál es la estrategia mejor a seguir (para combatirlos)", señaló Asunción de los Ríos, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España. "Hay distintos microorganismos presentes en la piedra, como pueden ser algas u hongos de vida libre, o pueden ser bacterias, y luego encontramos una gran diversidad de líquenes", explicó en entrevista telefónica desde Madrid. De los Ríos encabeza un grupo de trabajo del CSIC que tomó muestras de los líquenes en Machu Picchu en octubre del año pasado y analiza en sus laboratorios en España los efectos sobre las piedras y el mejor tratamiento para preservarlas. "Al estar Machu Picchu en un clima tropical la colonización va a ser otra vez rápida, por eso todavía no tenemos claro cuál va a ser la mejor estrategia y si, a lo mejor, no siempre será bueno, en todos los lugares, eliminarlo", manifestó. Cuando el equipo del CSIC concluya su investigación aproximadamente en dos meses se deberá hacer una prueba de la estrategia elegida en un reducido espacio, a pequeña escala, para comprobar su eficacia, indicó. El pasado lunes, el responsable de la Dirección Regional de Cultura (DRC) del Cuzco, David Ugarte, pidió ayuda a universidades y organismos internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), para luchar contra los líquenes en ese complejo. Por su parte, el jefe del parque arqueológico de Machu Picchu, Fernando Astete, explicó que cada día trabajan 58 conservadores en la ciudadela para evitar la propagación de los líquenes, pero que este trabajo es insuficiente.